LA LACTANCIA MATERNA CONTRIBUYE A CUIDAR LA SALUD DE NIÑOS Y NIÑAS
04/08/2020

Del 1° al 7 de agosto, se celebra en más de 170 países la semana de la Lactancia Materna, promoviendo esta acción desde la importancia que implica en la salud del bebé el ser amamantado de manera exclusiva desde que nace hasta los seis meses de edad y hasta los dos años o más, con el agregado de alimentos adecuados para la edad del niño.

Desde la Secretaría de Salud Pública, se brinda una serie de recomendaciones para tener en cuenta a la hora de dar el pecho y la principal es que la mamá debe estar motivada y tranquila y el bebé, sostenido y seguro con distintas posiciones para amamantar variando las mismas para prevenir dificultades. Por tal motivo, cualquiera sea la posición, siempre es conveniente que la mamá esté cómoda y que el bebé sea llevado al pecho de la madre, y no el pecho al bebé.

Asimismo, la cabeza y el cuerpo del bebé estén alineados con el abdomen de su mamá ("panza con panza") y la cara del bebé esté frente al pecho de la mamá y su nariz contra el pezón, mirando a la madre. De esta manera, todo el cuerpo del bebé debe quedar sostenido en el regazo materno (y no sólo la cabeza o las nalgas). También es importante mirar al bebé a los ojos porque a través de la mirada se intercambia afecto.